En medio de la nada están sus coordenadas,

En medio del desierto, bañada de petróleo.

En medio de la nada subsisten sus calzadas  

Anómalas, agrietadas por los todoterrenos.

 

En medio de la nada encuentro tu mirada,

Y en medio, tu pupila, y en medio su reflejo.

En medio de la nada por el sol coronada

Encuentro tu sonrisa y en ella el universo.

 

Y en medio de la nada, donde nada había antes,

De pronto, nada falta y grato es el lugar.

De pronto, todo tengo; de pronto, en un instante,

Tú y yo estamos en medio.

Contigo está mi hogar.

A %d blogueros les gusta esto:

Isabel Sánchez H.

"Cazadora de un resplandor etéreo. Vuela."