¡Tan lejos me quedas, paraíso triste!
Te añoro y te lloro… ¡Tan lejos estás!
Y tú me reprochas ¨¡Qué lejos te fuiste!¨,
Y luego preguntas ¨¿Cuándo volverás?¨

De lejos te observo, paraíso agitado,
Nadando en un mar de rechazo y rencor.
De lejos te observo sollozar callado
Mientras te seccionan por odio o temor.

¡Tan lejos me quedas, en tiempo y distancia,
Paraíso antiguo, bello y peculiar!
Paraíso desdeñado, rehén de una mafia
Que a tu costa asciende sin dejarte hablar.

Te ignoran, te humillan tus hijos y nietos
(¡Ignorantes ellos, que lanzan la piedras
Sobre su tejado!¡Ignorantes ellos!)
Y tú, desdichada, te agachas y arredras.

Paraíso bello, tienes mil lindezas;
Paraíso antiguo, tienes mil historias;
Paraíso hecho de rompecabezas,
Paraíso ajado por débil memoria.

Añoro tu luz, tu aroma, tu ambiente,
Tus sabores, tus calles estrechas,
El jaleo de fondo, en la calle gente,
Tus fuertes castillos, tus altas iglesias.

Paraíso triste, paraíso quebrado,
Patria censurada, paraíso ajado.

 

A %d blogueros les gusta esto:

Isabel Sánchez H.

"Cazadora de un resplandor etéreo. Vuela."