José Antonio Sánchez

José Antonio Sánchez es un artista español que nació en Talarrubias (Badajoz) en 1961 y a los siete años se trasladó a Madrid con su familia. En 1984 se casó con Mª Isabel Hernández y se fueron a vivir a El Barco de Ávila (Ávila). Tienen dos hijos, Isabel y Carlos.

José Antonio es autodidacta. Tiene una creatividad desbordante y un estilo muy peculiar dentro del género surrealista.

Sus pinceladas son delicadas y minuciosas. Suele elegir colores fríos y mates con ligeros brillos, tanto para sus maquetas como para sus pinturas. Llama la atención su dominio de la perspectiva, además de la originalidad de sus composiciones, en las que son recurrentes los cielos semi-asfaltados y los árboles secos (“Secos, pero con historia”, según sus propias palabras).

Su arte ha ido madurando a lo largo de su vida: hasta los treinta años, se decantó por la acuarela. Más adelante, decidió experimentar con el óleo, que es, sin duda, su material preferido. En la actualidad, por motivos prácticos más que románticos, está trabajando con acrílicos.

Respecto a sus maquetas, realizadas con materiales desechables y reciclables, tienen un grado de perfección asombroso.

Cuando tenía catorce años, compró una maqueta de un avión por piezas para montar y pintar. José Antonio armó el avión, lo pintó y decidió secarlo al sol antes de irse al colegio. ¡Cuál sería su sorpresa cuando, al volver a por su avión, el sol había derretido un ala! Entonces decidió crear él mismo un ala con cartón, alambre y piezas de un circuito eléctrico. Al incorporarla al resto del avión, se dio cuenta de que su ala estaba mejor que la otra y de que cualquier material se podía aprovechar. A partir de ahí, decidió empezar a fabricar sus propias maquetas.

En su primera etapa realizó exposiciones en distintos puntos de la geografía española (Badajoz, Madrid, Ávila, Barcelona, Salamanca) aunque en los últimos años ha optado por una expresión más íntima de su pintura. Si hay algo que le cuesta a José Antonio es desprenderse de sus cuadros, aunque le resulta más fácil despedirse de las ilustraciones.

Para este tímido genio, “el arte es disfrutar de la belleza del mundo”. Cuando le pregunto: ¿Por qué pintas?”, me responde sin rodeos: “Porque lo necesito. Si no doy pinceladas en un par de días, me muero.”

A %d blogueros les gusta esto:

Isabel Sánchez H.

"Cazadora de un resplandor etéreo. Vuela."